Gestaciones Robadas

Hace unos días empecé a ver en redes sociales, en concreto Instagram, un colectivo de mujeres que utilizan el hashtag #Metooviolenciaobstetrica para denunciar ciertas prácticas que suelen ser habituales en la atención al parto y puerperio; denunciaban también las actitudes del personal y exponían un sinfin de argumentos. Ví, leí, leí,ví un montón de comentarios, opiniones, reflexiones todas obviamente denunciando ¡Ojo! Denunciando en Instagram (porque ahora no se denuncia por los métodos formales) que tanto sus partos como sus gestaciones fueron “robadas”…escuché un podcast de una famosa activista afro cuyo nombre no diré pero que muchos conocéis.

Se me ocurrió dejar mi opinión en forma de humilde comentario en la cuenta de una de las afectadas por el tema y, por lo visto, también se sintió agredida obstétricamente. Se sintió tan agredida que una amiga me comentó que buscaba mi comentario y no lo encontraba. En efecto, lo había borrado. Y, en este punto no sé si lo borró porque no le gustó o porque pensó que yo tenía algo de razón y se avergonzó. Previamente yo había intercambiado unos comentarios con la afectada que me instaba a dejar de escribir en su publicación a lo que respondí que yo publico donde quiero y no donde ella quisiera. ¡Faltaba más! Se supone que IG es libre y que si tu publicas una foto te expones a que te hagan un comentario. En fin…al lío que me desvío.

Esta es mi reflexión y es lo que les digo a estas mujeres que en algún momento se han sentido agredidas por esos facultativos cuyo único fin era traer al mundo a sus bebés con el menor riesgo posible.

Empezaré dedicándole una palabras al podcast. Porque creo que es necesario aclararle que los estudiantes de medicina cuando terminan los seis años de licenciatura hacen el MIR y seguidamente se especializan. Los hay que deciden especializarse en GINECOLOGÍA Y OBSTETRICIA porque la ginecología y la obstetricia van de la mano. No se es ginecólogo sin ser obstetra y viceversa. Por otro lado, no es necesario acudir a una ¿doula? para saber que las mujeres africanas tenemos el arco pélvico muy bajo y que en ocasiones nos cuesta más parir hay estudios, del mismo modo que también hay estudios que revelan que las mujeres negras son propensas a sufrir preclampsia y esto es serio porque puedes morir en cuestión de horas. Cuando terminé de escuchar el bendito podcast que en ocasiones parecía una clase de 3er curso de medicina,¡32 minutazos!pensé ¿por qué? y acto seguido…¿”pa qué”?.

Pues…”pa esto”, continuo, diciéndoos mujeres cuyas gestaciones fueron robadas; que habláis desde el más profundo desconocimiento y con una falta de respeto brutal hacia profesionales que han hecho, hacen y/o harán de la GINECOLOGÍA Y OBSTETRICIA su vida, su pasión y cuyo único objetivo final es traer al mundo a vuestros hijos. Sanos y salvos. No tenéis ni idea de lo que se la juegan estos profesionales en el seguimineto y tratamiento de cada embarazo y por supuesto en cada parto. Ni idea. Vosotras queréis decidir como parir pero seguro que a vosotras nadie os dice cómo debéis hacer vuestro trabajo; incluso os molestaría si os hicieran un simple esbozo de cómo debiera ser mejor. El embarazo, sin ser una enfermedad, es un estado muy especial en el cuerpo de una mujer y conlleva muchísimos riesgos. No podéis decidir si una cesárea es necesaria o no porque no sabéis cómo es el monitor del feto, su ritmo cardiáco, si hay latido y cómo es ese latido y un sinfin de cosas más que no voy a ennumerar. Pero no lo sabéis. Son variables que no sabéis interpretar y os aseguro que ni google, ni wikipedia, ni http://www.tuginecologochachipartonatural.com – página ficticia pero que al tiempo existirá- tienen las claves y vosotras con todo respeto…menos.

Otra cosa es el racismo que pudiérais sentir, que es un tema en el que no quería entrar; pero soy negra y me atañe. Y entro. Aviso,voy con todo. El racismo durante la consulta es fácil de solventar, tanto en atención pública como si es en atención privada. Los canales son muy directos. Lo primero es ponerle los puntos sobre las íes al facultativo en cuestión, lo siguiente es cambiar de facultativo pero…eso da muuuuucha pereza ¿verdad? por último y no menos costoso ponerle una queja al hospital, al servicio en cuestión y al facultativo. Yo lo he hecho. No por asuntos ginecológicos pero sí por otros. Qué pasó con el facultativo en cuestión es motivo de otro post. Y en cuanto detecto una sola actitud que denote racismo o veo por dónde quieren ir los tiros los pongo en su sitio. Me doy mi lugar porque primero soy persona despues soy negra valenciana y española; le pese a quien le pese.

Por otro lado,yo nunca tuve interés en parir de forma natural, no le veo ninguna emoción. Al contrario, creo que es lo más tortuoso y doloroso que hay. Solo he tenido contracciones una vez en mi vida y no las quiero volver a sentir. ¿Ese dolor indescriptible de cuando menstruas? pues…. a lo bestia, como que te falta el aire y el cuerpo se agarrota, y se contrae y no te puedes mover, como si una gran caca fuera a salir de tu culo a presión, creo que es insoportable. Si estáis gestando no os asustéis todo esto lo podéis hablar con vuestro especialista, pero ya os digo futuras mamás que no os hagáis ilusiones parir de forma natural duele y sin epidural más.

Mi ginecóloga me permitió comer de todo, yo comí jamón serrano, y siempre con moderación porque para todas aquellas que se sintieron agredidas verbalmente porque el médico las llamó gordas os diré que engordar en el embarazo no es sano. Lo normal es engordar 1 kilo por mes. y al final pues igual 2 ó 3 más. En total 12 kilos y ya está bien Engordar conlleva un montón de problemas, entre ellos diabetes gestacional. ¡Engordar 30 kilos! ¡Qué barbaridad! Todos esos kilos apuntan a una cesárea sin dudar porque te va a costar parir y pones en riesgo la vida de tu bebé. Y menuda faena después de cargar el barrigón 9 meses ¿o no?

Por último y volviendo a las gestaciones robadas, en realidad a las mujeres cuyas gestaciones y embarazos fueron robados porque no pudieron decidir si querían cesárea o no, oxitocina o no, maniobra de Hamilton o no, kristeller o no, enema o no,si querían parir en el campo o no, de pie o sentada, sobre la pelota de preparación al parto o no,en el agua o en casa, en el potro de quirófano o en la silla de la habitación,etc. Os invito desde esta humilde reflexión a hablar de vuestra experiencia de maternidad que habrá sido mejor o peor.

En los caso en los que no fue buena preguntaros si hicísteis lo que debíais y pusisteis una queja porque el trato y la atención no fueron adecuadas si elevasteis la queja a los más altos estamentos y no me contéis historias del papeleo porque soy experta en poner quejas a la adminsitración. Que no ahora dos años o equis después, en plena vorágine de las redes sociales decidís uniros en comandilla para sabotear ¿exactamente el qué?. Le estáis dando “vidilla” a un movimiento que queréis convertir en otro movimiento femenino más, que más bien parece sacado del pensamiento de Irene Montero con todo respeto, hablando en ocasiones desde el desconocimiento total (me remito al podcast porque es de lo último que he escuchado que en un alarde de no sé qué hacía distinción en tre el ginecólogo y el obstetra) y la ausencia de ideas más absoluta. Qué será lo próximo ¿salir a la calle con el hashtag impreso en una camiseta?. No conteis conmigo y espero que haya más gente como yo, que piense que esto es… el colmo del pensamiento extremo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .